A medida que se acerca el final del año, más son las predicciones que intentan determinar qué ocurrirá durante el año entrante. Saber cómo será el futuro (y sobre todo tener la suficiente previsión y ser capaz de analizar con detalle lo que ocurrirá sin fallar) es un buen elemento para asegurarse posiciones de cara a 2015.

Por el momento, ya se sabe que big data y movilidad serán dos de las herramientas tecnológicas que tendrán a las empresas alerta durante el año entrante. O que el marketing de contenidos revalidará posiciones y se afianzará aún más. Que el móvil será el rey de todo lo que se haga durante el período. O que las grandes marcas gastarán – mucho – en publicidad nativa durante el próximo año.

Pero además de líneas generales, las predicciones de lo que se puede esperar en la industria durante el año 2015 también permiten analizar mercados concretos. El marketing digital se ha afianzado durante los últimos años como un elemento al que las empresas no pueden (y no deben) renunciar y la tónica continuará durante el siguiente ejercicio. Pero ¿qué se puede esperar en 2015 del marketing digital? La revista Forbes acaba de publicar siete predicciones de futuro sobre cómo la industria tendrá que afrontar el año próximo.

Optimización móvil

Según Forbes, la optimización móvil será un elemento “más importante que nunca” durante el período. En 2015, las empresas tendrán por tanto que olvidar cualquier prejuicio que puedan tener sobre el soporte móvil y, sobre todo, no olvidarse del mismo (algo que ahora mismo muchas firmas sí están haciendo).

Preocuparse por el soporte móvil irá, además, mucho más allá de dar unos cuantos toques a la web para que funcione: según la predicción, no se tratará de contar con un site de diseño responsive o de crear una aplicación móvil para que los consumidores puedan acceder desde sus smartphones de forma sencilla a lo que la compañía puede ofrecer. Ahora, las marcas tendrán que trabajar para tener no solo contenidos optimizados a los dispositivos móviles (y que estén pensados directamente para ellos) sino que además tendrán que orientar su estrategia de social media marketing también a las exigencias de los consumidores móviles.

El gasto en anuncios en redes sociales aumentará

Las marcas son más conscientes de la importancia en su estrategia de las redes sociales y saben que estas herramientas son básicas para llegar al consumidor. Hasta ahora, la estrategia pasaba sobre todo por ser activos en social media y crear conversaciones. A partir de ahora, pasará también por caja.

Las redes sociales han visto como en los últimos tiempos han ido aumentando sus ingresos publicitarios, al tiempo que, como determina el columnista de Forbes, las marcas están cada vez más conformes con los resultados que ofrecen los anuncios en social media. A todo esto habría que añadir un hecho incuestionable: para las marcas es cada vez más complicado llegar de forma orgánica en las principales redes sociales a los consumidores, por lo que no les queda más remedio que pagar para hacerlo. El último cambio en el algoritmo de Facebook les empujará aún más en esa línea. Y aunque Forrester ha recomendado a las marcas abandonar Facebook, parece poco probable que lo hagan.

El marketing de contenidos será aún más importante

En los últimos meses, muchos estudios han confirmado lo que las marcas estaban ya intuyendo. Los consumidores son cada día más receptivos a los contenidos y esperan cada vez más que las marcas apuesten por ellos. Además, la publicidad nativa está ganando terreno, porque las marcas han descubierto que los consumidores prestan más atención a ese tipo de contenidos que a los anuncios más tradicionales. Tanto los responsables de marketing de consumo como los B2B están apostando por ello y lo harán más en el futuro inmediato.

2015 podría, además, traer un nuevo estilo de marketing de contenidos, o mejor dicho un nuevo formato. A medida que el móvil se hace más importante y las marcas asumen que es más necesario crear contenidos y soluciones específicas para esos dispositivos, se empezarán a crear más contenidos específicos para dispositivos móviles. Formatos más cortos o contenidos más relacionados con cuestiones de ubicación serán por tanto más comunes.

El email marketing no ha muerto

Los cantos de sirena que apuntan hacia la muerte del mail son muchos: las redes sociales lo están cambiando todo y el mensaje a través del correo electrónico ya no tiene sentido. Pero ¿es eso cierto? La verdad es que el email marketing no solo no ha llegado a desaparecer sino que además sigue contando con cuotas elevadas de aceptación. Un 70% de los consumidores sigue abriendo los mails de las marcas.

En 2015, las marcas van a prestarle, según las estimaciones de Forbes, una atención renovada. Los mails se aliarán además con la estrategia de marketing de contenidos y servirán, por ejemplo, para seguir dando vida a los contenidos ya publicados (las marcas ayudarán a los lectores a volver a conectar con ellos vía pdfs y otros soportes descargables que pueden leer en sus tabletas o ereaders). Igualmente, las compañías van a trabajar aún más la diferenciación en sus envíos de correos electrónicos.

La separación entre SEO, content marketing y social media será más fina

El SEO nunca ha llegado a morir en la estrategia de marketing digital de las empresas. Nadie ha renunciado aún (al menos no de forma masiva en los porcentajes de estrategia de las empresas) a posicionarse bien en los buscadores. ¿Quién querría quedarse al margen de las páginas de resultados principales de Google cuando sigue siendo una de las principales fuentes de tráfico?

El marketing de contenidos ha ido aumentando su peso dentro de la estrategia de marketing puesto que los consumidores demandan contenidos, pero al mismo tiempo esos contenidos ayudan a la marca a posicionarse mejor dentro de la red. Lo mismo sucede con las redes sociales: las marcas han desarrollado una estrategia de social media porque los compradores esperan que estén en ellas (y tienen muchas ventajas asociadas), pero los buscadores empiezan a tener en cuenta también cuestiones relacionadas con ellas.

La frontera es por tanto más difusa y las relaciones más intricadas. Una estrategia paraguas para todos ellos será por tanto cada día más habitual.

Las marcas querrán ser más humanas (y se lo trabajarán aún más)

Las redes sociales han creado un nuevo tipo de relación entre las marcas y los consumidores. Ahora las firmas tienen que mostrar emociones, tienen que ser cercanas, tienen que conversar? Tienen que ser cada vez más parecidas a una persona. Cada vez las redes sociales son más importantes y cada día las marcas les dan más importancia. Al mismo tiempo, están aprendiendo en cada momento qué es lo que los consumidores esperan de ellas en este entorno y asumiendo que aguardan perfiles más humanos. En 2015, la tendencia se hará más acentuada.

La publicidad nativa será más relevante y menos autopromo

Uno de los elementos que hace que la publicidad nativa triunfe no es solo que aparezca dentro de los contenidos de un medio (y se parezca mucho a ellos) sino más bien que un anuncio nativo no es en realidad un anuncio puro sino un contenido interesante que una marca hace llegar a los consumidores. Las empresas tienen que asumir esto si quieren triunfar con este formato. No es un publirreportaje, sino un contenido interesante, que aporta algo al lector.

Para 2015, más compañías lo habrán entendido y, por tanto, serán más las que trabajen para hacerlo bien. La publicidad nativa contará cada vez más con contenidos relevantes e interesantes y será menos autobombo sin valor informativo. Además, las marcas trabajarán para encontrar nuevos formatos que les permitan hacerlo de forma aún mejor.

Articulo Original